Gran Venta: Ventas en todos los modelos Gran Venta: Ventas en todos los modelos

Colchón 101

Las fases del sueño

Las fases del sueño

Las fases del sueño

El estudio del sueño es una ciencia en crecimiento. El conocimiento humano de la mecánica del sueño es relativamente nuevo. Hasta hace poco, la mayor parte de la investigación ha sido sobre los trastornos del sueño y los problemas relacionados. Se descubrió que existen varias fases del sueño. Cada una de ellas tiene una función importante en el proceso general.

La información que sigue es un resumen muy básico de estas fases y su papel en el proceso del sueño.

Las fases 1 y 2 son estados transitorios

En estas fases, el cuerpo y la mente están en el proceso de apagarse para dormir y luego pasar a las fases más profundas. Esto a veces se traduce en una sensación de estar como flotando cuando empiezas a dormirte. En estas etapas, una persona se despierta fácilmente debido a ruidos, incomodidad, temperatura, y otros problemas del entorno.

Cuando una persona da vueltas en la cama mientras duerme, generalmente volverá a estas fases del sueño. Cuando esto ocurre en el medio de la noche, y hay ruidos, etc. el durmiente puede llegar a despertarse completamente y a estar consciente.

Cualquier período de vigilia de menos de 90 segundos se considera un microdespertar. Si ocurren demasiados microdespertares todas las noches, esto se puede convertir en un impedimento grave del sueño, que podría desencadenar en otros problemas del sueño más serios.

Las etapas 3 y 4 son etapas de sueño profundo.

En estas etapas, el cuerpo está comenzando a realizar el mantenimiento que el cuerpo necesita.

Se liberan hormonas para ayudar en la curación, el alivio del dolor, y muchas otras funciones. Esta es la parte reparadora del proceso del sueño que tiene grandes beneficios en los niveles de alerta y de energía.

Sueño REM (MOR)

El sueño de movimientos oculares rápidos (MOR) es el nivel de sueño más profundo. Esta es la fase en la que la mente comienza a soñar. Se liberan hormonas que paralizan efectivamente al durmiente, lo que impide el movimiento y "actuar" el sueño.

Existe un trastorno del sueño llamado trastorno del sueño MOR, en el que el cuerpo no puede producir esta hormona. Esto puede causar el sonambulismo, e incluso saltar por ventanas. Este trastorno puede resultar ser muy grave.

El estado MOR es también la fase del sueño durante la cual se actualiza y almacena la memoria. Obtener la cantidad adecuada de sueño MOR es fundamental para mantener la agudeza mental y la memoria funcional.

Patrones de sueño

Los patrones de sueño se definen como el ritmo del sueño. Estos patrones toman la forma de ciclos que duran aproximadamente una hora y media en total.

El durmiente típico tendría 5 ciclos en un programa de descanso de 8 horas. El primer ciclo de sueño de la noche incluirá los minutos 15-20 necesarios para pasar a la segunda fase del sueño, y luego períodos más largos en las etapas 2, 3 y 4. En el primer ciclo de sueño, podría haber solo 5 minutos de sueño MOR. A medida que pasa la noche, el patrón se modificará e incluirá más sueño MOR.

El quinto ciclo tendrá un 40 por ciento del total de sueño MOR de una noche. Como puedes ver, el último ciclo de sueño de la noche contiene más de este importante ciclo MOR que cualquier otro.

Una persona que duerme 6 horas, solo experimenta 4 ciclos por noche, y, por lo tanto, se está perdiendo un porcentaje importante del sueño MOR que necesita para funcionar al 100%.

Acerca de los colchones de cuna orgánicos de Essentia

Acerca de los colchones de cuna orgánicos de Essentia

Beneficios de un colchón de cuna orgánico

Los fabricantes de colchones de cuna orgánicos como Essentia han elegido hacer algo con respecto a la falta de colchones de cuna orgánicos bien fabricados y con la falta de responsabilidad que existe en el mercado.

Essentia no va a utilizar ningún "juego de palabras" para evitar hablar de cualquier ingrediente desagradable que se utilice en la fabricación de nuestros colchones de cuna orgánicos, porque nos tomamos el mayor cuidado y utilizamos solo los mejores materiales para asegurarnos de que nuestros colchones se construyan bien y sean a base de materiales orgánicos y ecológicos.

1) Espuma con memoria natural:

La espuma utilizada en su producción está hecha de espuma con memoria de látex natural, producida con una firmeza que generalmente se recomienda para un buen colchón de cuna.

2) Algodón orgánico y tintes orgánicos para cubiertas de colchones:

Utilizamos algodón 100% orgánico para cubrir nuestros colchones de cuna orgánicos. El algodón estándar puede contener lejía y otros productos químicos que son indeseables en un colchón que se autodenomina orgánico. Solo utilizamos tintes orgánicos para el diseño de nuestras cubiertas para colchones.

3) Cubierta impermeable extraíble:

Nuestra cubierta impermeable extraíble Stinky Pad, que se vende por separado, elimina la necesidad de hacer que el colchón sea impermeable mediante el uso de sustancias químicas u otros procesos.

4) No atrae a los ácaros del polvo:

Los colchones de espuma con memoria de látex naturales tienen un efecto disuasivo natural contra los ácaros del polvo, por el simple hecho de que no contienen ningún componente que atraiga a estos insectos.

Los ácaros del polvo prosperan en fibras naturales como la lana, el coco y el algodón, así como en la guata de poliéster. Los materiales fibrosos son una zona de nidificación ideal para los ácaros del polvo.

Debido a que el colchón de cuna orgánico La-La solo tiene una fina capa de algodón sin nada de guata (zona de nidificación), prácticamente elimina los ácaros del polvo que causan problemas respiratorios.

5) No contiene pegamentos ni adhesivos:

En Essentia, no utilizamos absolutamente ningún adhesivo en nuestro colchón de cuna orgánico. Simplemente se envuelve a las dos capas con una cubierta de algodón orgánico. ¿Por qué utilizar pegamento?

Pero... ¿El costo?

Sí, un colchón de cuna orgánico es más caro que un colchón de cuna estándar. Pero hay una razón para ello.

Ponemos mucho cuidado y utilizamos materiales especiales para su fabricación, lo que hace que no sea solo un colchón orgánico para tu bebé, sino también un colchón mejor y más saludable para tu bebé.

La gente que leyó este artículo también leyó:

¿Qué tan sucio está el colchón de la cuna promedio?

¿Qué tan sucio está el colchón de la cuna promedio?

¿Debería comprar un colchón de cuna orgánico?

Se podría pensar que ya que los colchones para cunas están regulados y certificados con un sello de seguridad gigante deberían ser seguros. Eso no es del todo cierto.

 

Un estudio reciente de la Universidad de Texas demostró que:

- Los colchones para cunas nuevos liberan cerca de cuatro veces el número de compuestos orgánicos volátiles que liberan los colchones para cunas viejos. 
- El calor del cuerpo hace que aumenten las emisiones. 
- Las emisiones químicas son más fuertes en la zona de respiración inmediata del bebé dormido.

 

A los fabricantes les interesa vender productos perdiendo la mínima cantidad de dinero posible, siempre y cuando aprueben las regulaciones gubernamentales.

Así que, ¿por qué debería comprar un colchón de cuna orgánico? ¿Es necesario comprar un colchón de cuna orgánico? Decídelo tú.

 

Estos son sólo algunos de los componentes no saludables que podemos encontrar en un colchón de cuna estándar.

1) Retardantes de fuego bromados

Estos materiales retardantes de fuego son motivo de preocupación siempre que los niños puedan entrar en contacto con ellos. Esto ocurre con los sofás y cualquier otro mueble blando en el que los niños puedan estar presentes, y también con los colchones de cuna.

Los países de Europa los han prohibido por completo. Los PBDE se almacenan en el cuerpo humano con el paso del tiempo, lo que los convierte en sustancias bioacumulativas.

En experimentos con ratones, producen problemas en la tiroides, problemas de desarrollo para el aprendizaje y las habilidades motoras, y cáncer.

Los PDBE no sólo se encuentran en los colchones, sino también en los televisores, computadoras, alfombras, sofás y todo lo que pueda haber sido tratado con retardantes de fuego.

 

2) Pegamentos baratos

¿Por qué hay que evitar los pegamentos baratos? En pocas palabras, los pegamentos baratos contienen una serie de productos químicos que son perjudiciales para los niños, y los colchones de cuna estándar contienen grandes cantidades de estos pegamentos para mantenerlos firmes y rígidos.

Muchos de estos pegamentos contienen compuestos orgánicos volátiles (COV), los mismos compuestos que las compañías de pinturas están tratando de eliminar de sus productos. Si estos compuestos son perjudiciales en las paredes, imagínate qué tan nocivo puede ser que tu hijo duerma junto a ellos. Estos pegamentos emiten gases por años, de la misma manera que lo hacen las pinturas que contienen COV.

 

3) Cloruro de polivinilo (vinilo)

Uno de los factores más importantes en un colchón de cuna para la mayoría de los padres es su impermeabilización.

En los colchones de cuna estándar, la impermeabilización se consigue mediante plásticos que contienen el nocivo compuesto cloruro de polivinilo, o PVC.

Con el tiempo, el PVC emite cloruro de vinilo.

Según la EPA, el cloruro de vinilo es un carcinógeno humano conocido que causa un cáncer poco común del hígado. Las dioxinas nocivas son un subproducto de la fabricación de cloruro de vinilo. Las dioxinas son muy tóxicas para cualquier ecosistema al que ingresen.

Otro aspecto negativo del vinilo es que se agrieta. La orina, las heces, el sudor, etc. se filtran a través de estas grietas y se acumulan en el colchón. Los bebés respiran esto mientras duermen y ni hablar de lo que sucede cada vez que tus hijos saltan sobre el colchón; se libera una nube nociva de aire combinado con esta mezcla de fluidos corporales.

Un buen colchón de cuna orgánico no contiene ningún plástico ni productos químicos de ningún tipo utilizados para impermeabilizarlo. Se venden protectores de colchón impermeables por separado para la mayoría de los colchones de cuna orgánicos que pueden lavarse fácilmente.

 

4) Telas de poliéster

Las telas y la guata que se encuentran en los colchones de cuna generalmente están hechas de poliéster. ¿Por qué es malo el poliéster? Según el sitio web de Ecology Center, el poliéster puede causar irritación de las vías respiratorias y sarpullidos graves. Ten cuidado con los pañales desechables para bebés; también contienen poliéster.

 

5) Espumas petroquímicas

La mayoría de los colchones de cuna se fabrican con productos petroquímicos, como la espuma de poliuretano. Tanto las espumas inorgánicas como las espumas con memoria emiten un olor químico y se las ha relacionado con el desarrollo de alergias y asma.

 

Conclusión

No es una exageración, la compra de un colchón de cuna orgánico podría ser una de las compras más importantes que harás para tu bebé o niño para garantizar su seguridad mientras duermen.